La Masturbación Femenina

«Estoy en aquel cuarto poco iluminado, dedos fuertes y ágiles acarician suavemente mi cuerpo desnudo… …empiezan rozando mi cintura, suben hasta alcanzar la altura de mis pechos, los rozan, no alcanzan a tocarlos lo suficiente, bajan a mi vientre, siguen a mis muslos, rozan mi culo -me estremezco, se me eriza toda la piel de mi cuerpo y me concentro únicamente en el placer que siento- y suben de nuevo y ahora sí, se quedan en mis pechos, los acarician, los tocan como me gusta, esos dedos saben muy bien qué me gusta, otra mano acaricia mi vulva, mi clítoris, estoy dichosa, amo estos dedos que me conocen tan bien, que saben cómo tocarme y me hacen sentir tan viva, libre y llena de placer… ¿Cómo no habrían de saberlo? ¿Cómo no habrían de saber exactamente cómo, cuándo, dónde tocar?, pues aquellas caricias, aquellos dedos cariñosos no son otros que los míos.«

Para algunas mujeres el anterior relato es algo conocido, querido, sin embargo, para muchas otras es más fácil y “natural” imaginar que sea nuestra pareja la que esté tocando nuestro cuerpo y no nuestras propias manos. Aún hoy en día se sigue viendo la masturbación femenina con gran misterio y como un tabú, algo pecaminoso, sucio, de lo que no se debe hablar o pensar siquiera. En un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Bucaramanga de Colombia y la Universidad Federal de Santa Catalina de Brasil, llevado a cabo en Colombia en el 2019, se encuestó sobre la masturbación a 1039 mujeres entre los 18 y 49 años en la ciudad de Bucaramanga, encontrando que 704 el 67.8% de ellas no se había masturbado nunca y no todas las que lo han hecho han conseguido llegar al orgasmo.

Se ha considerado históricamente que el papel de la sexualidad de la mujer es pasivo y reproductivo, donde se ha excluido en muchos casos –casi por completo— su placer, y además de esto se ha culpabilizado, discriminado y en ocasiones violentado a aquellas mujeres que han disfrutado libremente de su sexualidad, que han entendido que es su placer y que sus cuerpos o sus placeres y sus sexualidades no le pertenecen a nadie más que a ellas mismas, catalogando la masturbación –que es completamente instintiva, natural, benéfica y una actividad empoderadora– como algo inaceptable e inmoral.

Desmitifiquemos los tabúes alrededor de la masturbación femenina:


1. “La edad es un factor determinante para poder masturbarse, pero siempre pensando en que nunca es la edad “adecuada” para hacerlo”.

Esto es un gran mito, no se es muy pequeña, muy joven, soltera, en pareja, casada, de mediana edad, muy “vieja” para disfrutar del placer de la autoestimulación, porque en todas las edades podemos disfrutar de nuestra sexualidad, y sí, una niña se masturba y sí una persona en su vejez también.

2. “Una mujer que vive en pareja no se debería querer masturbar o no debe hacerlo porque su deseo está satisfecho exclusivamente a través de las relaciones sexuales con su pareja”.

Esto también es un mito, y por el contrario, las mujeres que se masturban y viven con su pareja tienen mayor deseo sexual y relaciones sexuales más placenteras.

3. “Las mujeres que se masturban es porque saben cómo hacerlo y siempre se sienten bien cuando lo hacen”.

Falso, estas mujeres han aprendido experimentando con su cuerpo, a través del ensayo y error, hay mucho desconocimiento de nuestra sexualidad, de nuestra genitalidad, y aún hoy hay quienes sienten vergüenza y culpa después de hacerlo, porque como se ha dicho sigue siendo, muy a nuestro pesar, un tabú conversar de la masturbación.

4. “Si una mujer se masturba cuando está teniendo relaciones sexuales con su pareja es debido a que su pareja no le satisface como compañero(a) sexual”.

Un mito que está muy extendido y del que tampoco se habla, es falso. Si una mujer se masturba durante el acto sexual es completamente natural, es para el disfrute mutuo, es un acto erótico que demuestra la confianza, tranquilidad y deseo que tenga esa mujer con su pareja y que destruye el pensamiento de que la mujer solo recibe, que es pasiva en el acto sexual, pues no lo es, es constructora, libremente disfruta de la sexualidad con su compañero(a) a su lado.

Beneficios de la masturbación:

  1. Nos enseña sobre nuestros cuerpos y placeres
  2. Nos ayuda a superar mensajes negativos que nos impone la sociedad sobre la imagen de nuestro cuerpo y nuestros genitales
  3. Nos ayuda a desarrollar una mayor autoestima
  4. Está vinculada con un mayor aprendizaje sobre el tipo de estimulación que produce un orgasmo y promueve tener más orgasmos en el futuro, de hecho, entrenar en la masturbación es una técnica terapéutica para tratar algunas disfunciones orgásmicas
  5. Se relaciona con tener fantasías sexuales, mayor frecuencia de la actividad sexual y un mayor repertorio sexual
  6. Ayuda a las mujeres a relajarse, soltar tensión y tener un mayor estado subjetivo de bienestar
  7. Es un buen indicador de salud sexual
  8. Contribuye a un estado de bienestar emocional, mental y físico
  9. Empodera a la mujer al sentirse completa y libre y entender que su sexualidad le pertenece única y exclusivamente a ella misma

“Hoy, una década después y luego del final de una larga relación de pareja, he vuelto a encontrarme conmigo, a desearme intensamente, a desnudarme para mí, a gustarme con locura, a deleitarme con mi sensualidad, a descubrirme apasionada y ardiente bajo mis dedos, a humedecerme los labios: los de la boca y los de la vulva. […] he llegado a comprender que no existe nadie que pueda satisfacerme eróticamente ni que pueda hacer realidad todas mis fantasías como yo lo hago […] Y tú que me estás leyendo, ¿qué esperas para masturbarte? Está al alcance de tus manos —de tus dedos, para ser más específica— y de tu imaginación. No dejes pasar la oportunidad de gozarte cuando quieras, como quieras y con quien más quieres, ósea contigo misma”

(fragmento del libro “Tengo ganas de mí” de Sandra Campo)

Fuentes de referencia

Campo, Sandra (2015).  Hoy tengo ganas de mí. 7 historias de masturbación femenina. Lima, Perú. https://sexpertaenplacer.com/hoy-tengo-ganas-de-mi/

Cervilla,Oscar; Vallejo-Medina, Pablo; Gómez-Berrocal, Carmen; De la Torre, Denise & Sierra, Juan Carlos (2022) “Validation of the Orgasm Rating Scale in the Context of Masturbation”. Psicothema 2022, Vol. 34, No. 1, 151-159

Domínguez Martín, Rosa & Pardal del Pozo, Mª del Carmen (2021) “Capítulo 15. Masturbación femenina y la influencia de las redes sociales durante el confinamiento: normalización, tolerancia y respeto” en Torres, F. et alt. (eds.) «Diversidad sexual y género a través de la Educación y las Artes». Madrid: Dykinson

Guarín-Serrano, Rocío; Mujica-Rodríguez; Ale Ana María • Cadena-Afanador1; Laura del Pilar; Useche-Aldana, Bernardo Ignacio (2019) “Una mirada a la masturbación femenina: estudio descriptivo transversal en mujeres universitarias del área metropolitana de Bucaramanga, Colombia”. Revista de la Facultad de Medicina, Rv. Fac. Med. 2019 Vol. 67 No. 1: 63-8 63

Autor: Diana Carolina Sánchez Manzano
Psicóloga con énfasis en psicología educativa y magíster en Psicología, enfocada en investigación de la Universidad de La Sabana. Amplia experiencia en diferentes escenarios educativos y líder en la creación e implementación de programas de educación sexual.

9 de Febrero de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.